«

»

Dic 15 2017

Ávila, antes y ahora.

Bueno chicos, pues como os avisamos con la anterior foto, y muy a nuestro pesar, anunciamos que el concurso se da por terminado dado que la participación, en vez de aumentar no ha hecho sino disminuir, y de hecho en esta ultima foto sólo han participado 2 personas.

Nos sigue pareciendo que la tanto la idea como el formato y el objetivo merecían mejor suerte, pero la realidad manda y al menos como concurso destinado a los alumnos su recorrido por este curso se ha agotado “por muerte natural”. ¡Una pena!

En cuanto a la respuesta correcta, era que el barrio se conocía con el sugerente nombre de “las Covachuelas”, y el edificio con arcos del fondo son las llamadas “Paneras del Rey”, una estructura de la que se sabe realmente poco.

Sobre el barrio escribe José Luis Pajares:

“Hasta hace unos años Ávila contaba con algunos barrios populares de antigua tradición. Uno de ellos se levantó hace más de ochocientos años sobre la vertiente sur, la más escarpada de la ciudad. Aquel peñascal cortante no era el lugar más apropiado para asentar hogares y templos, pero los árabes, sus primitivos moradores, al ser expulsados del núcleo urbano, prefirieron en su mayoría, instalarse en la parte más cálida y protegida de extramuros.

Durante largos años y hasta su definitiva expulsión, estuvieron viviendo en aquella cascada de casas; frente al ancho valle que cultivaban, orientados al sol y mirando hacía la Andalucía que tanto amaban.

Covachuela, diminutivo de covacha, significa cueva pequeña. Posiblemente, al igual que los arrabales andaluces de procedencia árabe, estas Covachuelas de Ávila también tuvieron cuevas excavadas como viviendas. Después seguramente fue surgiendo un asentamiento de viviendas casi al azar.

 Las casas y callejas que recuerdan quienes conocieron las últimas Covachuelas, no coinciden precisamente con aquella visión romántica, para algunos más bien lo contrario, su deseo por verlas desaparecer ha sido también demasiado ciego. La humildad de cada casa, no dejaba ver el alma que guardaban en su conjunto y en eso radicaba precisamente su valía. Remodelar aquella barriada con nuevos criterios, pero sin ignorar su mérito, hubiera sido, además de menos caro, más razonable para sus moradores; por ello algunos se negaron a abandonarlas. Hemos visto en muchas ocasiones, cómo viejas viviendas que no son queridas por nadie, pasan a ser admiradas cuando son rehabilitadas adecuadamente. La insolente demolición fue justificada, en principio, para «convertirlas en zona verde»; de verde sólo ha tenido el color del dinero que permitió levantar después adosados.

Históricamente, la desaparición de estos burgos fue una pérdida absurda. Aunque mal conservados, estaban ahí antes que muchos palacios de la ciudad; sin olvidar que sus gentes ayudaron a levantar las mismas murallas.

(J.L.Pajares. “Redescubrir Ávila”. 1998)

La clasificación final tras esta foto queda así:

ZULEMA COLLADO MARTÍN 9 PUNTOS
MIGUEL GÓMEZ ALMARZA 8 PUNTOS
ISABEL GARCÍA GUTIERREZ 4 PUNTOS
LUCÍA JIMÉNEZ HERNÁNDEZ 3 PUNTOS
JAVIER CABALLERO MUÑOZ 2 PUNTOS
LUIS GARCÍA NIETO 2 PUNTOS
PAULA GALIANO 2 PUNTOS

Bueno, y antes de terminar queremos, además de agradecer a todos los que este curso y el anterior habéis dedicado un poco de vuestro tiempo a explorar Ávila de nuestra mano, indicar que como pequeño premio a los dos mejores concursantes de este año, se les darán vales por valor de 15 y 10 euros para que puedan comprar alguna cosilla de tipo cultural (es menos de lo que se indicaba en las bases pero creo que se entenderá la razón de la merma)

MUCHAS GRACIAS, HASTA PRONTO Y ¡SEGUID DISFRUTANDO Y DESCUBRIENDO ÁVILA!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *