«

»

May 07 2016

Mi abuelo Lolo

No sé si tenía los ojos más bonitos del mundo o el mundo se veía más bonito en sus ojos, solo sé que eran grandes, redondos y marrones. Me podía tirar horas embelesada mirándolos.

Yo le llamaba Lolo ya que no le gustaba que le llamaran abuelo.

Le gustaba el dominó, el me enseño a jugar y por eso es uno de los juegos a los que más aprecio tengo.

Me leía tebeos de Zipi y Zape todas las noches y en verano mirábamos las estrellas, a cada una la dábamos un nombre. Le gustaban los polos de limón y pasábamos las tardes comiéndolos. Si tenía miedo o frío el siempre estaba allí para abrazarme. En definitiva era y será el mejor abuelo del mundo.

 

Beatriz Sánchez Sánchez 1·-A

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *